Mujer trabajadora

El 8 de Marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora (fecha reconocida por la ONU).

Mujer trabajadora

En el Día Internacional de la Mujer Trabajadora se conmemora la lucha de la mujer por su participación en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona (buscando la igualdad con el hombre).

Compartimos contigo algunos datos sobre la inserción de la mujer en el mundo laboral en la siguiente infografía:

Hace 11 años que se aprobó la Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres y, aunque es verdad que en los últimos años se han producido avances en la materia, los sindicatos alertan que esta norma se ha convertido en un código de buenas prácticas más que una ley estricta debido a la falta de poder sancionador.

______________________________________________________________________________________________________

El hecho es que once años después todavía son muy destacables las diferencias en el mercado laboral entre hombres y mujeres, de las que vamos a exponer las 8 más importantes:

1. Brecha salarial

Pese a que los sueldos hayan aumentado desde 2007, las distancias entre ambos sexos apenas se reducen. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), las ganancias anuales de las mujeres suponen un 23,2% menos que las de los hombres.

Está desigualdad también puede verse en el sector público, donde las mujeres ocupan el 62% de la plantilla y cobran un 15% menos (brecha que se agranda a causa de los complementos, de los que se beneficia en mayor medida el género masculino).

2. Permisos parentales

Otro de los grandes retos según los sindicatos, es la equiparación de las condiciones y al acceso a reducciones de jornada, permisos de paternidad y excedencias.

Además de que sólo un 2% de los permisos de maternidad se transfieren al hombre, una parte importantísima de la inactividad en el mercado laboral afecta también a mujeres en edad de trabajar que no lo hacen por las responsabilidades familiares, lo que evidencia que el cuidado de menores y familiares aun recae sobre la figura de la mujer.

3. Segregación horizontal

Otro de los retos pendientes en esta lucha para lograr la igualdad es que hay sectores muy feminizados y otros muy masculinizados… en los que destacan los primeros por estar menos valorados y recompensados económicamente que los que se asocian a trabajos técnicos que requieren más fuerza.

4. Romper el “Techo de cristal”

Los cargos directivos siempre han recaído sobre manos masculinas. Pese a que es un hecho que va cambiando, existen barreras invisibles que deben sortear las mujeres trabajadoras con alta cualificación para ascender en sus empresas.

Según la presidenta de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE), Ana Bujaldón, la proporción es de una mujer frente a cuatro hombres.

En España, el V Informe “Mujeres en los Consejos de Administración de las compañías del Ibex-35”, elaborado por Atrevia e IESE Business School, constató que el número de mujeres en los Consejos de las empresas del Ibex 35 aumentó un 1,1% en 2016, el menor porcentaje de los últimos diez años.

5. Riesgos laborales invisibles

Hasta en las medidas de prevención de riesgos laborales pueden verse desigualdades. El modelo de valorar los riesgos en muchos de los sectores de actividad son muy androcéntricos ya que se tienden a considerar de mayor riesgo los puestos de trabajo más vinculados a las capacidades masculinas que a las femeninas.

En el informe 8 de marzo de CC.OO se detecta que las mujeres son más proclives que los hombres a no declarar enfermedades que padecen por miedo a perder el trabajo.

6. Estereotipos de género

En algunos puestos de trabajo se continúa utilizando el cuerpo de la mujer llegando a exigirles vestir de una determinada manera o a ir maquilladas y con tacones (requisitos que no se les exigiría a un hombre).

Recordemos el caso de la británica Nicola Thorp (27 años) que fue suspendida de sueldo por acudir a la oficina con zapatos planos cuando, según su jefe, debía ir con tacones de entre 5 y 10 centímetros.

7. Erradicar el acoso sexual en el trabajo

La Ley de Igualdad también obliga a las empresas a desarrollar protocolos para prevenir el acoso sexual.

CC.OO. elaboró una guía de recomendaciones con el objetivo de que las empresas no sólo desarrollen protocolos en la negociación colectiva, sino que también los registren debidamente, ya que actualmente son pocas las que lo hacen.

8. Conciliación de vida familiar y laboral

Sólo uno de cada nueve trabajadores tiene flexibilidad horaria en su trabajo lo que hace muy difícil que en España se den las condiciones necesarias para poder conciliar la vida en familia con el trabajo.

Los permisos de maternidad en nuestro país son otros de los puntos más débiles a la hora de conciliar la vida familiar y profesional. Ocupamos el octavo puesto por la cola entre los países en Europa con peores condiciones cuando se tiene un hijo. Eso significa que madres y padres se incorporan muy pronto al trabajo y deben dejar a su hijo con una niñera o en la guardería. Además de dificultar la vida familiar, la encarece todavía más.

La cuestión no es quién me va a dejar, sino quién me va a parar – Ayn Rand

Y no olvides, que la equidad y diversidad de género siempre serán factores positivos para cualquier empresa, ya que compartir y debatir ideas entre grupos con distintos conocimientos, intereses y personalidades nos hace crecer.

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

¡No olvides compartir!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies