La formación de los empleados como clave de éxito

Sólo hay algo peor que formar a tus empleados… no formarlos y que se queden – Henry Ford (Fundador Ford).

Forma bien a la gente para que pueda marcharse, trátales mejor para que no quieran hacerlo – Richard Branson (Virgin).

Si crees que la formación es cara… prueba con la ignorancia – Derek Bok (ex-Rector Harvard University).

Desafortunadamente, los empresarios no suelen priorizar la formación de sus trabajadores porque piensan que es caro y que deben dedicar una gran cantidad de tiempo.

Espera, ¿he dicho desafortunadamente? ¡Démosle la vuelta! Convirtámoslo en oportunidad para crecer.

Si aún no lo haces, debes plantearte seriamente invertir en la formación de tus empleados, puesto que teniendo a unos profesionales mejor formados podrás ser superior a tu competencia y obtener más ventas. Impartir a tus empleados una formación útil, que les ayude para mejorar sus tareas diarias de una forma más eficiente, hará que los propios clientes noten la diferencia y el aumento de profesionalidad frente a la competencia.

Además, cuando invertimos directamente en los empleados, como es en su formación, haremos que sientan que confiamos en ellos. Esto elevará su satisfacción y por ende, mejorará su motivación y eficiencia en el trabajo.

formación

Descubre cómo tener a tus empleados formados y bien entrenados puede favorecer a tu negocio:

1. Productividad

Las startups mantienen estadísticas detalladas de cuántos candidatos han evaluado, cuántos han llegado al proceso de la entrevista completa y cuántas personas han contratado. Todas estas estadísticas son interesantes, pero falta la estadística más importante: ¿cuántos de ellos son altamente productivos?

Si midieran la productividad, podrían horrorizarse al descubrir que todas esas inversiones en reclutamiento, contratación e integración no son las óptimas para la empresa. Incluso si fueran conscientes de la baja productividad de los nuevos empleados, la mayoría de los directores ejecutivos pensarían que no tienen tiempo para invertir en formación. 

Andy Grove hizo los cálculos que demostraban que invertir horas en formación mejora notablemente la productividad de la empresa.

2. Gestión del rendimiento

Si no entrenas a tu gente, no puedes establecer una base para la gestión del rendimiento. Como resultado, la gestión del rendimiento en tu empresa será descuidada e inconsistente.

3. Calidad del producto

Cuando el éxito impulsa la necesidad de contratar nuevos trabajadores a un ritmo rápido, las empresas se niegan a formar a los nuevos empleados de manera adecuada. A medida que los trabajadores tienen asignadas tareas, descubren cómo hacerlas lo mejor que pueden. A menudo, esto significa replicar los procesos y procedimientos existentes, lo que genera inconsistencias en la experiencia del usuario, problemas de rendimiento y un desorden general.

Y pensaste que la formación era cara…

4. Retención de empleados

Decidí leer entrevistas de salida de compañías para comprender mejor por qué las personas abandonan las empresas. Después de dejar de lado la economía, descubrí que había dos razones principales por las cuales las personas renuncian:

  1. Odiaban a su gerente; en general, los empleados estaban consternados por la falta de orientación, desarrollo profesional y retroalimentación que recibían.
  2. No estaban aprendiendo nada: la compañía no estaba invirtiendo en los empleados.

Un excelente programa de capacitación puede abordar ambos problemas directamente.

formación

¿Qué deberías hacer primero?

El mejor lugar para comenzar es con el tema que sea más relevante para tus empleados: el conocimiento y la habilidad que necesitan para hacer su trabajo. Yo llamo a esto entrenamiento funcional. Los cursos de formación se deben adaptar al trabajo específico.

Otra opción interesante es contratar nuevas personas muy capacitadas en materias como negociación, entrevistas, finanzas, etc. y hacer que compartan sus habilidades con el resto de trabajadores. Esto mejorará la competencia de tu empresa en esas áreas y mejorará la moral de los empleados. La enseñanza también puede convertirse en una insignia de honor para los empleados. 

Ten en cuenta que no hay ninguna inversión mejor que puedas hacer para mejorar la productividad de tu empresa. Por lo tanto, estar demasiado ocupado para formar es el equivalente moral de estar demasiado hambriento para comer.

Formaciones más demandadas para tus empleados:

Los propios empleados, según el puesto que ejerzan y sus estudios anteriores, necesitarán una formación adicional específica. Por ello es necesario que hables con ellos y escuches sus carencias para que puedas darles la formación adecuada.

Por norma general, los cursos más demandados por los propios empleados giran en torno a cuatro áreas diferentes:

1. Nuevas tecnologías. Es muy importante que cualquier empleado, sin importar su edad, reciba formación constante en esta área de conocimiento, puesto que la tecnología avanza muy rápido y necesitamos estar actualizados y al día de todas las novedades. Por otro lado, aquellos trabajadores que desarrollen funciones directas en el mundo digital, como diseñadores web, programadores, diseño o marketing digital necesitarán recibir una formación constante, ya que cada pocos meses hay novedades en este terreno y es necesario que las dominen.

2. Idiomas. Dominar idiomas en tu empresa es algo fundamental, no solamente si realizas negocios con empresas extranjeras, sino que tus clientes pueden no hablar español y necesitarás comunicarte con ellos. Será fundamental dominar el nivel necesario de un idioma para poder defender tu producto y saber venderlo. Los idiomas más demandados son inglés, francés, alemán, chino y portugués.

3. Liderazgo y gestión. Para los empleados que lideren un equipo será de gran utilidad este tipo de cursos. Los cursos de MBA (Master in Business Administration) son los más solicitados para personas que tienen un alto grado de responsabilidad dentro de las empresas.

4. Innovación. Aparte de actualizaciones en nuevas tecnologías, tus empleados deben estar formados en las innovaciones de tu sector. Por ejemplo, si tu negocio es una pastelería, deberéis estar formados – tú y tus empleados – de las novedades del sector y de las tendencias actuales como la repostería creativa, nuevas técnicas para la elaboración de tartas o pasteles, funcionamiento de nueva maquinaria (como hornos o neveras más eficientes que hacen ahorrar energía) o nuevas normativas del sector.

Si aún no has invertido en formación para tus empleados, deberías empezar a planteártelo. Podrás añadir valor a tu negocio y realizar una inversión que te hará sobresalir frente a la competencia.

Además, tienes la ventaja de que muchos de los cursos que puedes encontrar en el mercado son gratuitos o subvencionados para pymes, ¡no tienes excusa!

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡No olvides compartir!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies